Grados:Todos los grados

NOTE TO EDUCATORS:  

En este momento, millones de alumnos (y maestros) se están adaptando al aprendizaje a distancia. Aprender desde casa puede ser un desafío para los alumnos. Es difícil compartir el espacio con los hermanos y otros miembros de la familia, forzarse a seguir un horario y acostumbrarse a «ir a la escuela» en casa. Los siguientes son algunos consejos y estrategia para ayudar a los alumnos a administrar su tiempo.

Quédate con una rutina similar a anterior rutina de la escuela. Recuerda a los alumnos lo básico:

  • Ve a dormir y despierta a la misma hora todos los días.
  • Vístete con tu ropa normal, no con sudaderas o pijamas.
  • Come comidas y meriendas nutritivas. La comida chatarra, la comida con mucho azúcar y los carbohidratos procesados dificultan la concentración.
  • Programa un poco de ejercicio todos los días. ¡Incluso una pequeña caminata es buena para tu cuerpo y tu mente!

Para la mayoría de las escuelas, las lecciones son en línea, accesibles desde el sitio de la clase, en videollamadas o por correo electrónico. Recuerda a los alumnos que sigan estas reglas:

  • Practica la etiqueta digital. Respeta a todos en línea como lo harías en persona. A veces es fácil olvidar que los chistes o los pequeños comentarios pueden ser muy diferentes en línea.
  • Aprende nuevas habilidades, como dar clic en el micrófono cuando no estás hablando para reducir el ruido. Asegúrate de saber como manejar tu cámara, para que puedas ver y conectar a todos.
  • Vístete apropiadamente cuanto estes en una clase sincronizada, o en «vivo».
  • Familiarizate con cualquier software, aplicación o programa nuevo antes de que comience la clase, de modo que te sientas cómodo cuando llegue el momento de la clase. ¡Y pide ayuda si la necesitas!

Incluso si los alumnos necesitan ser un poco creativos, un espacio de trabajo tranquilo es clave para aprender de manera efectiva. Comparte estas ideas con los alumnos.

  • Almacena todos los útiles escolares en una sola área para que no tengan que buscarlos durante el horario de clases.
  • Construye un área tranquila para aprender. Si tienes que compartir el espacio, acostúmbrate a organizar tus materiales en el mismo lugar o de la misma manera todos los días.
  • Crea un cronograma para compartir la computadora, un espacio de trabajo o material con otros miembros del hogar, según sea necesario.
  • Utiliza auriculares para reducir las distracciones.

Los horarios son muy importantes, especialmente cuando los alumnos no tienen configurada una rutina presencial en el aula. Aquí hay algunos consejos para organizarse:

  • Divide el horario escolar en pequeños segmentos. Escribe los principales proyectos y tareas en una nota adhesiva y asígnalas a parte del calendario.
  • Programa los proyectos más desafiantes para la mañana cuando los alumnos están bien descansados después de una noche de sueño. Las tardes son mejores para la lectura o el trabajo creativo.
  • Divide las tareas grandes en tareas más pequeñas, determina cuánto tiempo tomará cada una y ponlas en un cronograma. Luego realiza una a la vez.
  • ¡Asegúrate también de programar descansos! Tomarse un tiempo fuera de la pantalla para estirarse, descansar, hacer ejercicio, salir, tomar algo, etc. ayuda con la productividad.

Mantener abiertas las líneas de comunicación con los alumnos puede ser un desafío cuando se aprende a distancia, pero hoy es más importante que nunca. Asegúrate de que los alumnos sepan que siempre pueden pedir ayuda sobre cualquier cosa, desde tareas y horarios hasta acceso a materiales y más. Es importante que se sientan cómodos…¡Y recuerden, estamos juntos en esto!