El pasado mes de marzo realice un taller en donde busque que los docentes a mi cargo conocieran algunas estrategias para fomentar la lectura, creo que con los pocos asistentes se logro mi propósito, que conocieran algunas estrategias para que los docentes y los padres de familia conozcan algunas herramientas para que los niños (as) puedan tener el gusto por la lectura,

Pero ¿cómo podemos motivar a los alumnos a leer? Bueno en primer lugar, lo importante es que la lectura no se vea como una actividad aburrida y mucho menos como castigo, sino que la lectura debe ser considerada como una actividad libre y divertida (esa es la palabra clave), pero sobre todo se necesita la participación de todos los agentes cercanos a los ninos (as): familiares, amigos y maestros.La participación conjunta de estos tres elementos será de suma importancia, debido a que se convertirán en modelos a seguir para los infantes; si es cierto que hay que reconocer que a muchos padres de familia y más a los propios maestros NO les gusta leer, pero si reconocemos que leer nos abre todo un mundo de posibilidades y sobre todo es la base primordial de la alfabetización, creo que podemos hacer mucho, porque alfabetizándolos no nada más les estamos enseñando a leer y a escribir sino también les estamos mostrando todo lo que ellos pueden lograr sin importar sus propias limitaciones; y para lograrlo es necesario que nosotros los docentes dejemos que el alumno este en contacto permanente con la lectura, no nada más basándonos en los libros de texto que se utiliza en las aulas sino en todo tipo de material que nos pueda ayudar a desarrollar en ellos el gusto por la lectura; no les quitemos los libros a los niños, con quitar me refiero a que los libros deben de estar al alcance de los alumnos, cerca de ellos no en lugar alejado ni mucho menos guardados en un cartón; ya que así mucho menos les podremos fomentar el gusto por la lectura.

Algo muy importante, es que recordemos que LEER no es nada más que ellos se dediquen a repetir las frases de los libros que tienen, sino que un buen lector es aquel que entiende lo que lee, pero sobre todo aquel que es capaz de manifestar su opinión propia y de redactar su propia lectura; para leer no es necesario indicar solo el párrafo o texto que se va a leer sino que existen otras estrategias que pueden ayudar a un niño (a) a tomarle cariño a un libro: el niño lector debe asociar la lectura con una actividad placentera y divertida.

Vistas: 1295

Comentario

¡Tienes que ser miembro de BrainPOP Maestros para agregar comentarios!

Únete a BrainPOP Maestros

Comentario de Alejandra Villegas Víquez el abril 8, 2010 a las 12:09pm
Saludos Karla:

Yo también trabajo como asesora pedagógica de Español, soy tica y me encantaría que compartiéramos experiencias y por qué no, talleres que hemos trabajado y que nos han funcionado

 

 

 



Miembros

Insignia

Cargando…

© 2014   Creada por BrainPOP.

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio